sábado, 22 de septiembre de 2012

No es tan difícil hacer feliz a una mujer.

Sonrisas, caricias, abrazos. Algún 'todo va a ir bien, pequeña'. Infinidad de besos. Mordisquitos. Que te agarre de la cintura con cariño. Que te coja fuerte de la mano. Que te diga lo guapa que estás cada día. Que te recuerde lo mucho que te quiere. Alguna llamada perdida para que sepas que está pensando en ti. Lágrimas de felicidad. Una mentira para poder verte. Un corazón mal pintado. Cosas bonitas al oído. Una canción. Un 'házmelo ya, por favor'. Alguna frase absurda que os encante. Que veas que  ha escrito algo y sepas que va por ti. Un banco marcado con vuestro número. Que te enfade y luego sepa como arreglarlo. Un 'Todo bien?'. Un lugar secreto. Fotos. Motes estúpidos, pero cariñosos. Un preservativo. Miles de secretos. Cosas prohibidas. Millones de recuerdos. Un verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario