jueves, 5 de abril de 2012

Dejémoslo en manos de la suerte

Me gusta quererte, disfruto viéndote. Imagino conversaciones y paseos que no han sucedido.. y estar a tres metros sobre el cielo. Y eso me basta, me gusta.
¿Sabes esos bombos enormes de la lotería? Pues imagínate que llenemos uno con un millón de bolas con los nombres de todos los hombres del mundo, vale? Pues estoy segura de que si metiera la mano en ese bombo, sacaría tu nombre. Aunque me empeñara en buscar otro, aunque metiera nombres repetidos para hacer trampa, sacaría el tuyo. Y eso es lo que yo entiendo por suerte

No hay comentarios:

Publicar un comentario